Los santanenses viven sus Fiestas Patronales con fe

Nuestra Señora de Santa Ana, la homenajeada de hoy

Las tradiciones, la alegría y el disfrute se viven con el corazón en los hogares de las familias.

Momentos gratos siguen vivos en la memoria del santanense; a pesar de las circunstancias, renuevan su fe y se revisten de optimismo celebrando las Fiestas Patronales de su cantón.

Las torres de la iglesia lucen radiantes en el transcurso de la noche.

Hombres y mujeres son motivados por la fe católica de trascendencia, con las miradas puestas en Dios no se rinden y se animan a vivir momentos plenos en el seno familiar.  

“Hoy los juegos mecánicos, los famosos caramancheles y bailes quedaron con la buena música en nuestra memoria; un enemigo invisible nos cambió la historia; pero no la esperanza…” es la opinión de muchos de los ciudadanos.   

Lamentablemente, la presencia de la  covid-19 cambió la forma del disfrute en comunidad; pero lo cierto, es que no acabó con ese espíritu entusiasta y de fe que distinguen al Santanense.

Con espíritu religioso y recogimiento espiritual viven las Fiestas Patronales con la Celebración Eucarística, con esperanza que vendrán días mejores para sus familias y comunidad. 

Redimensionar imagen
Contraste