El GAD Municipal de Santa Ana realizó las asambleas de presupuesto participativo en las diferentes parroquias del cantón.

El presupuesto participativo es un mecanismo considerado en la normativa legal dentro del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social.

Es un espacio común y compartido de toma de decisiones entre autoridades de los gobiernos autónomos descentralizados, la ciudadanía y organizaciones sociales en torno a la distribución equitativa de presupuestos públicos, a través del diálogo.

Con estos antecedentes, el Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal del cantón Santa Ana llevó a cabo el desarrollo de las asambleas de presupuesto participativo para el ejercicio fiscal 2021, en cada una de las parroquias rurales y urbanas del cantón Santa Ana.

El objetivo de estas asambleas es “priorizar las necesidades de los diferentes sectores del territorio e involucrar a la comunidad en la toma de decisiones” lo dijo el Alcalde del cantón, Orlando García Cedeño; estas obras serán registradas en la planificación y ejecutadas el próximo año.

Cronograma de Asambleas

Con los debidos protocolos de bioseguridad y ante la realidad actual que vive el mundo generada por la covid-19; con el respectivo aforo en los diferentes sectores, arrancó el cronograma de asambleas en las parroquias: San Pablo de Pueblo Nuevo y La Unión el 8 de septiembre.

El presupuesto asignado para San Pablo de Pueblo Nuevo es de $178,260; con ello cubrirán las necesidades como agua potable, alcantarillado, vialidad y puentes peatonales; mientras que para la parroquia La Unión el presupuesto es  de: $216,092 con ellos los ciudadanos priorizaron que la inversión sea en agua potable, vialidad, alcantarillo y puentes peatonales. 

Continuando con lo programado, el pasado jueves 9 de septiembre se desarrolló la asamblea de presupuesto en Honorato Vásquez donde sus ciudadanos priorizaron necesidades como agua potable, alcantarillado y cementerio; el presupuesto de inversión para esta parroquia corresponde a $204. 779.

Asimismo, estas actividades participativas siguieron su curso, el 10 de septiembre se las realizó en las parroquias urbanas Lodana y Santa Ana de Vuelta Larga.

Los lodanenses priorizaron obras de agua potable, ordenamiento territorial, regeneración de calles, entre otros.

Mientras que los habitantes de Santa Ana de Vuelta Larga identificaron como obras prioritarias agua potable, mejoramiento de calles, alcantarillado entre otras. La asignación de inversión para estas dos parroquias urbanas de Santa Ana es de $628,283

Finalmente el cronograma de estas asambleas de presupuesto participativo concluyeron este 17 de septiembre en la parroquia Ayacucho, donde los ciudadanos enlistaron obras como agua potable, alcantarillado, puentes peatonales y cementerio, la asignación que el cabildo municipal invertirá en esta parroquia oscila en un monto de $272.586

El cabildo municipal enmarcado en la normativa legal realizó la distribución de recursos para cada parroquia del cantón, esta que contempla tres ejes importantes según lo determina el Código Orgánico de Organización Territorial Autonomía y Descentralización,(COOTAD):densidad de la población, Necesidades Básicas Insatisfechas y extensión territorial.

Redimensionar imagen
Contraste