En territorio de la parroquia Ayacucho hay varios espacios turísticos privados que acogen a cientos de visitantes de toda la provincia e incluso de otros sectores del país los fines de semana.

Pero uno de los más concurridos es el badén de Río Caña, obra construida por el Gobierno Municipal en convenio con el Gobierno Parroquial.

La ventaja de ese espacio es que es público y los asistentes pueden disfrutar de sus instalaciones sin ningún costo. Además es un viaducto ya que los vehículos y peatones pueden pasar hacia sus comunidades y también a tomar la ruta Santa Ana-Poza Honda, dijo el alcalde Fernando Cedeño Zambrano.

Samuel Espinoza, presidente del GAD Parroquial, indicó que los fines de semana son los días más concurridos y también cuando hay feriados. Acotó que esta obra la hizo el GAD Municipal por pedido de los habitantes del sector ya que además de impulsar el turismo ayuda a que el agua del río tenga una especie de remanso y pueda servir para regar las plantaciones cercanas.Mariuxi Catagua, habitante del sector, señaló que los fines de semana algunos comuneros elaboran comida criolla para vender a los que llegan a bañarse al río. “Eso les ayuda a tener ingresos para sus familias, dijo.