Más de 300 familias se benefician con el líquido vital que llega a los hogares de comunidades rurales de Santa Ana; acciones conjuntas se hicieron presente cumpliendo un cronograma de actividades por tres sábados consecutivos.

Así los técnicos del departamento de agua potable y comuneros aunaron esfuerzos y llegaron con las herramientas necesarias para llevar a cabo una limpieza profunda de los tanques reservorios en las comunidades de Camino Nuevo y Quebrada Grande, posteriormente se la realizó también en Cerrito de la Asunción.

Estas acciones duraron aproximadamente 4 horas en cada reservorio para dejarlos limpio y expedito de cualquier barro acumulado. Los tanques tienen una capacidad de 100 metros cúbicos y almacenan el líquido vital para posteriormente distribuirlo tres veces por semanas a los centenares de familias de estas comunidades rurales del cantón.

Juan Carlos Macías, Técnico Municipal y responsable del manteniendo del sistema de agua potable en Camino Nuevo, Quebrada Grande, Tierras Negras y Cerrito de la Asunción indicó que el objetivo de la actual administración es brindar un mejor servicio, que genere bienestar a la población que la consume.

Por su parte Eduardo Cuenca, Ciudadano de Camino Nuevo y encargado del Sistema de Bombeo de agua potable destacó la labor municipal y agradeció la integración de los comuneros en esta minga de limpieza que busca el bienestar de sus habitantes, señalando que es la primera vez que se realiza limpieza a los reservorios.