Edita Álvarez, madre de familia y moradora del sector El Níspero de Lodana, expresó su emoción porque la Municipalidad bajo la administración de Ramón Mieles Arteaga, llega con el servicio de agua potable para abastecer a sus hogares, obra que por años habían solicitados, agregó la beneficiaria.

Para Álvarez esta obra representa mejorar las condiciones de vida para su familia y para sus vecinos que también la han esperado con tanta necesidad por años.

Leticia Almendáriz, responsable de Servicios Municipal indicó “esta administración ha intervenido con la ampliación de la línea de distribución de agua potable en aproximadamente 800 metros lineales, ubicando tubos de 63 milímetros para dotar del líquido vital a más de 50 familias de este importante sector del cantón Santa Ana”.

Para doña Argentina Molina madre de familia y representante del hogar compuesto por 5 miembros, recibir agua potable después de tantos años de espera, la alegra mucho, “dejaremos de consumir agua de pozos mejorando también nuestra salud” puntualizó la moradora.

Una vez concluido los trabajos, los técnicos de agua potable realizarán la prueba respectiva del servicio del líquido vital que abastecerá a la población de esta comunidad.