El alcalde de Santa Ana, Ramón Mieles, se reunió con directivos de Cnel-EP, con la finalidad de llegar a acuerdos de pago de una deuda que la municipalidad de Santa Ana mantiene con dicha empresa.

En la mesa de trabajo Giovanni Ramírez, director comercial de la Unidad de Negocios de la CNEL Manabí, explicó que esta deuda obedece a consumos de energía eléctrica para el funcionamiento de la planta del sistema de agua potable de Guarumo, “Una vez  analizados los antecedentes, entre los acuerdos sostenidos está la firma de un convenio interinstitucional en lo cual ambas empresas salgan beneficiadas y por ende la colectividad”, señaló.

El funcionario también indicó que la deuda hasta el momento asciende los 400 mil dólares.

Por su parte el alcalde de la ciudad expresó que se ha encontrado con deudas, pero que solucionará aquellos inconvenientes heredados.

“Trabajaré incansablemente por mi pueblo, no descansaré hasta verlo grande y productivo”