“Es un plan municipal como otros, pero para que se concrete hay que buscarle financiamiento”, dijo Gabriel García, director de Planificación del Municipio de Santa Ana.

El funcionario explicó que el proyecto de reubicación es ambicioso.

“Se necesita alrededor de 1’200.000 dólares”, manifestó.

Se detalló que el plan ideado consiste en construir una nueva edificación de dos plantas sobre la calle Atahualpa Bermúdez para unirla con el mercado de abastos colindante.

En la planta baja se ubicará a los que ocupan las instalaciones del mercado en ferias libres, mientras que los informales que actualmente trabajan sobre la calle Atahualpa Bermúdez estarán también en la planta baja; se detalló que las instalaciones se someterán a adecuaciones para que estén aptas para la venta de vestimentas y elementos afines, explicó García.

El funcionario añadió que en la parte superior de la nueva estructura se tiene planificado instalar a los comerciantes que expenden mariscos.

Se dijo que el mercado actual hecho para la venta de estos productos, ubicado sobre las calles 9 de Julio y Malecón, puede ser adecuado para el funcionamiento de otras dependencias.

Informales. Según un detalle entregado a El Diario en la Dirección de Planificación, de lunes a viernes hay 28
informales trabajando en la venta de vestimenta y productos no perecibles.

Josefa Moreira, miembro de la Asociación 26 de Mayo que aglutina a 32 comerciantes ubicados sobre la calle Atahualpa Bermúdez, comentó que desconoce sobre ese proyecto.

Manifestó que este tema debería ser difundido por el cabildo.

Fuente: El Diario