La Unidad de Educación Especial Niño Jesús de Praga de Santa Ana acogió el pasado viernes a niñas y niños con discapacidad, padres de familia, personal de la institución.

La finalidad de la mañana de confraternidad fue organizada por el Concejo de Protección de Derechos de Santa Ana, donde cuya finalidad era ofrecer un momento de esparcimiento a los chicos, al mismo tiempo expresar su admiración por su esfuerzo de vida.

Una mañana de confraternidad compartieron niños con discapacidad

La presencia de los chicos fue motivo de admiración por parte de los invitados. El grupo lo encabezó la directora del establecimiento Aracely Cantos Castillo, quien destacó la entrega y el trabajo de todo el personal de la institución educativa.

Chocolate y pastelillos compartieron los pequeños invitados, así también el grupo de Mimos conformado por el grupo del movimiento juvenil Santa Ana y animadores infantiles fueron el deleite de los pequeños con discapacidad.

“Estos chicos son un ejemplo de vida, de lucha diaria. Son nuestros verdaderos héroes”, expresó Fernando Cedeño, alcalde del cantón, tras indicar que la organización continuará con este tipo de eventos.

Los padres de familia agradecieron el gesto del Concejo y del establecimiento educativo, pues es un incentivo para continuar con una jornada diaria en espera mejorar en algo la calidad de vida de los pequeños.

Unidad de Imagen Y Comunicación
GADMC Santa Ana