20160412040000_analizan-opcia-n-para-fortalecer-pl

El Banco Mundial (BM) aparece como una opción de financiamiento para la potenciación de la planta potabilizadora de Guarumo.

Los posibles fuentes de ingresos para fortalecer la planta ubicada en el cantón Santa Ana fueron anunciados por el jefe del sistema de agua potable, Alberto Vélez.

El funcionario indicó que la semana pasada hizo una visita a la planta Walter Villavicencio, representante del Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE), ya que este sería el ente con el cual se harán los nexos para que el financiamiento llegue.

Vélez señaló que el Banco Mundial mantiene un programa de desarrollo, cuyo propósito es apoyar estos proyectos que tienen que ver con el saneamiento.

Opciones. La fórmula sería que el BM entregue un crédito de 3 millones de dólares al Municipio de Santa Ana y a su vez el BDE subsidie una parte de ese empréstito, remarcó el funcionario.

Vélez aseveró que en la planta de Guarumo se “produce una de las mejores aguas potables del país” y de ahí la necesidad de repotenciarla para seguir prestando servicio a Santa Ana, 24 de Mayo y parte de Portoviejo.

Destacó además que en buenas condiciones la planta puede abastecer diariamente a 400 mil habitantes, ya que con esa capacidad fue construida.

Uno de los planes que tiene el cabildo es que este jueves se apruebe en primer debate, en la Corporación Municipal, el incremento a 35 centavos el metro cúbico (actualmente cuesta 20).

Para esto se tomará en cuenta algunos aspectos, uno de ellos los quintiles (estadística que ordena por sus ingresos a la población) de pobreza, es decir, habrá un costo diferenciado, dependiendo de la capacidad económica de los usuarios y el uso que se le dé al agua, según Vélez.

Medidores. Otro de los planes en agenda del cabildo es la instalación de 5 mil medidores entre las poblaciones de Santa Ana, Ayacucho y Honorato Vásquez. Lo mismo tendrá que hacer 24 de Mayo.
En Santa Ana hay apenas 340 medidores instalados, de los cuales a 300 se les toma lectura. “Los otros 40 están dañados o cuando se acude a hacer la lectura las casas se encuentran cerradas”, dijo Vélez.

El funcionario señaló que con la solución dada a los dos problemas en la tubería de hierro dúctil en Lodana, se comenzó a entregar agua a las comunidades Tierra Negra y Cerrito de Asunción.

Durante el desperdicio de agua potable en los dos daños, se perdía un promedio de 800 dólares diarios, aproximadamente 3.500 metros cúbicos, precisó.

Fuente: El Diario