20151123040000_buscan-beatificar-al-padre-ferri_tn1

Una comisión tiene la tarea de recopilar información referente a la vida y trayectoria religiosa del sacerdote italiano Alberto Ferri.

El proceso se lleva adelante para analizar su posible beatificación.

Carlos Vizcaíno, párroco de Honorato Vásquez, indicó que esa idea comenzó a caminar el 24 de octubre, tras una misa solemne en la parroquia Nuestra Señora de los Ángeles de la Arquidiócesis de Portoviejo.

Geovanny Pico, párroco de la Catedral Metropolitana de Portoviejo, quien fue nombrado promotor de justicia en el proceso de beatificación, dijo que su tarea se podría considerar la más complicada, en virtud de que tendrá que buscar los defectos de la persona.

> TAREA. Indicó que en la actualidad el padre Alberto Ferri es Siervo de Dios. El siguiente paso es ser Venerable Beato y finalmente Santo.

No obstante, precisó que la beatificación puede durar siglos, en respuesta a la pregunta del tiempo que durará el proceso del cual es partícipe.

Dentro de la etapa de calificación se tiene que recoger información de hechos trascendentes, su vida integral y posibles milagros.

> INTEGRANTES. Los otros miembros de la comisión que lleva adelante este proceso son los sacerdotes Miguel Ángel Vera, postulador; Edwin Delgado, vicepostulador; Manuel Cedeño, notario.

> HISTORIA. Alberto Ferri fue un misionero comboniano que llegó primero a Quito.

Desde la capital de la República fue trasladado a la provincia de Esmeraldas, donde comenzó realmente su labor misionera.

En mayo de 1977 arribó a El Carmen, y desde junio del mismo año cumplió su
tarea en Honorato Vásquez.

Alberto Ferri fue ordenado sacerdote en su natal Italia el 18 de marzo de 1961, en la catedral de Milano.

Fuente: El Diario