El impedimento que tuvieron en movilizaciones anteriores para poder viajar a Portoviejo, obligó a la dirigencia sindical de Santa Ana y ciudadanos a realizar una marcha por las principales calles de la ciudad.

La movilización comenzó pasadas las 17h30 debido a que no había tantos protestantes.

La marcha inició en el parque de la Madre, cuando llegó una delegación barrial, y concluyó cerca del edificio municipal.

Richard Mieles, secretario del Sindicato de Obreros del municipio, desmintió que la marcha estaba dirigida contra la el alcalde Fernando Cedeño.

Aseveró que era contra el Gobierno nacional y especialmente contra las enmiendas constitucionales y la desaparición de la dirigencia sindical y los contratos colectivos de trabajo.

Una comitiva de la Asociación de Expendedores de Carne reclamó al alcalde agilidad en la construcción del matadero municipal, dijo Richard Casanova.

Fuente: El Diario